Esta semana se ha publicado el último dato mensual del siempre relevante informe “Evolución del tejido empresarial” que publica CONFEBASK, y también de la estadística de sociedades mercantiles que publica el INE.

 

En octubre baja ligeramente el número de empresas en la CAPV (aunque menos que lo que bajó en octubre de 2017), y sube el de autónomos. El dato preocupante es que el crecimiento del número de empresas es claramente menor en la CAPV que en el Estado, si bien destaca que el número de empresas industriales está creciendo en términos interanuales por primera vez desde la crisis, y que Bizkaia presenta un mejor comportamiento que los otros dos territorios.

Es preciso insistir, sumando en el comentario de CONFEBASK sobre la necesidad de fomentar las vocaciones empresariales, así como la consolidación de las empresas existentes, favoreciendo la creación de un marco lo más amable posible para la actividad empresarial y el emprendimiento en Euskadi y Bizkaia, y por tanto, para generar riqueza y empleo.